Es bien sabido que todas admiramos ese delineador alado perfecto que siempre lucen las celebridades, y odiamos cuando no nos queda como a ellas. ¿Cómo alcanzar ese look? Tiene que existir un truco porque perfecciones de este tipo no pueden ser posibles todo el tiempo. Ellos podrían estar teniendo un ejército de artistas del maquillaje a su disposición, pero sin duda hay algunos trucos que en Happy Beauty tenemos para que puedas lucir increíble:

• Para lograr un look muy natural pero que aun así logre resaltar tu mirada es aplica un poco de delineador entre tus pestañas ¿Cómo hacerlo? Bueno rellena tus pestañas superiores desde la parte de abajo. Esto hará que tus pestañas se vean más completas y voluminosas, pero sin que se note que estás maquillada.

• Para lograr que tus ojos se vean más grandes y abiertos, puedes mezclar dos colores de delineador, uno más claro y uno más oscuro. Puedes comenzar desde la esquina interior del ojo y delinea las primeras tres cuartas partes del párpado con un lápiz de ojos claro. Luego, con uno más oscuro puedes ir maquillando la mitad externa del párpado. Para terminar el acabado utiliza un pincel de esponja y comienza a difuminar poco a poco la sección central donde los dos colores se superponen.

• Puedes utilizar los bordes y curvas de una cuchada para dominar la técnica del ojo de gato, con esta técnica debes tener mucho cuidado para no mancharte. El mango de la cuchara va a ayudarte a trazar la línea en ángulo que necesitamos y luego con la curva de la cuchara puedes dibujar la forma. Para que quede listo sólo te falta rellenar el espacio, también puedes usar una tarjeta cuando vayas a usar un ojo de gato perfecto, o un trozo de cinta adhesiva la cual puede hacer maravillas para una línea del delineador envidiable.

• En los días de verano los delineadores pueden empezar a derretirse y un delineador desmoronándose en nuestro ojo puede arruinar todo tu maquillaje, así que para solucionar este pequeño inconveniente puedes colocarlo en el refrigerador unos 10 minutos aproximadamente antes de usarlo.

• Si se te ha corrido un poco el delineador al momento de maquillarte puedes optar por un delineador de color piel. Esto básicamente funciona básicamente como un liquid paper. En vez de borrar todo tu trabajo y volver a comenzar sólo tapa el error y nadie lo notará. Este truco es genial si quieres hacer una línea súper finita y no te sale.

• No estires los párpados mientras estés aplicando el delineador. El único resultado que obtendrás es una línea final torcida, y arrugas en tu rostro.

• Coloca tu dedo meñique en la mejilla mientras vas delineando, esto te dará seguridad ya que el dedo actúa como base.